Talleres socioemocionales llegan a su fin 

Un programa piloto surgido desde Orientación y Convivencia Escolar, dio respuesta a una necesidad que manifestó el liceo a mediados de año y que se tradujo en la reducción de la carga horaria algunos días a la semana para participar en diferentes talleres de libre elección.

Estudiantes que se transformaron en monitores, otros que escogieron donde querían participar, uso de espacios públicos, descubrimiento de talentos que se desconocían y el surgimiento de liderazgos hasta ahora silenciosos o dormidos. Esto nos deja el programa piloto, que el próximo 16 de diciembre premiará y reconocerá a los estudiantes y funcionarios que donaron su tiempo para compartir sus conocimientos.